BeSafe iZi Go Modular X1 i-Size en la prueba Stiftung Warentest/ADAC de 2021

Expertos confirman que el producto químico detectado en la etiqueta de la silla de auto para bebé no supone ningún riesgo para la salud

  • El test de Stiftung Warentest/ADAC/RACE/RACC/OCU detectó naftaleno en parte de la vestidura de la silla BeSafe iZi Go Modular X1 i-Size, con una concentración de 17 mg/kg.
  • El naftaleno sólo se encuentra en la etiqueta de advertencia sobre el airbag, no en el tejido de la vestidura.
  • Científicos independientes especialistas en química de la consultora Arche han determinado que el nivel químico de la etiqueta no supone ningún riesgo para la salud.
    • Está muy por debajo de una concentración de 400 mg/kg que sería la concentración límite para una etiqueta de su tamaño.
  • Los límites que utiliza Stiftung Warentest/ADAC/RACE/RACC/OCU no se derivan de aspectos relacionados con la salud, según el Instituto Alemán de Evaluación de Riesgos (German Federal Institute of Risk Assessment).
  • Hemos tomado acciones inmediatas y hemos cambiado el proveedor de etiquetas.
  • La recomendación de mantenerse alejado de una de las sillas más seguras en los tests basada en el producto químico detectado es dar información incorrecta a los consumidores. Sin embargo apoyamos la intención que tiene Stiftung Warentest/ADAC/RACE/RACC/OCU con estos límites de promover que los fabricantes minimicen el uso de productos químicos todo lo posible.

BeSafe iZi Go Modular X1 i-Size en la prueba Stiftung Warentest/ADAC de 2021

Nuestra silla de coche para bebés BeSafe iZi Go Modular X1 i-Size participó en la prueba independiente de las sillas para bebés realizada por Stiftung Warentest/ADAC en mayo de 2021. La silla mostró excelentes resultados en la categoría de seguridad, así como en la manejabilidad y ergonomía, pero la puntuación total se vio afectada negativamente por los hallazgos químicos. Sin embargo, el límite químico utilizado en esta prueba no responde a aspectos sanitarios. Expertos químicos independientes han establecido que el nivel químico encontrado en el BeSafe iZi Go Modular X1 i-Size no representa un riesgo para la salud de los niños.

Los resultados al detalle

En esta prueba de consumidores se evalúan 3 categorías principales en las sillas de coche sometidas a prueba: seguridad, que comprende el 50% de la puntuación total, manejabilidad (40%) y ergonomía (10%). En la categoría de seguridad, la silla BeSafe iZi Go Modular X1 i-Size obtuvo la calificación de “Muy buena” (1.3) y la mejor puntuación en lo que respecta al impacto lateral, mejorando incluso el ya buen resultado de su predecesora BeSafe iZi Go Modular i-Size. También nos complace constatar que con el buen resultado en las categorías de manejabilidad y ergonomía, esta silla habría obtenido una calificación total de “Buena”.

Sin embargo, también se someten a prueba las fundas de la silla para detectar productos químicos, y si se detecta que uno o más de los productos químicos probados está por encima de un valor máximo definido, la puntuación total de la silla empeora. En el caso de la silla BeSafe iZi Go Modular X1 i-Size, se detectó una sustancia química llamada naftaleno en una concentración superior al valor máximo de la prueba, y esto dio como resultado una puntuación total publicada de 5.5.

Hemos identificado que este nivel químico se encuentra en la etiqueta de advertencia, que estaba en producción desde abril de 2020 porque un proveedor no estaba respetando el acuerdo establecido.

Información sobre la prueba química

Los valores máximos de naftaleno utilizados por Stiftung Warentest se basan en la marca alemana GS (“Geprüfte Sicherheit”). Según el Instituto Federal Alemán de Evaluación de Riesgos, estos valores máximos de GS no responden a aspectos sanitarios, sino que están orientados a lo que hoy en día es técnicamente alcanzable y realizable.

Apoyamos la intención de Stiftung Warentest de fomentar que los fabricantes minimicen el uso de productos químicos tanto como sea posible de acuerdo con estos valores máximos. Sin embargo, lamentamos ver que esto puede generar alarma entre los consumidores que no saben que estos valores máximos no están relacionados en modo alguno con los aspectos sanitarios.

Evaluación de los posibles efectos en el usuario

Aún así, quisimos obtener una evaluación independiente de la situación con nuestra silla de coche específica y, para ello, nos pusimos en contacto con expertos en productos químicos para comprender en profundidad las posibles consecuencias. Según especialistas científicos independientes en los ámbitos de la evaluación de la salud humana, la modelización de la exposición y la toxicidad, el nivel químico, que se deriva de una etiqueta en el tejido, no representa ningún riesgo para los bebés o los recién nacidos cuando están expuestos durante el uso normal de la silla. Esto significa que incluso si los niveles se sitúan por encima de lo que se puede lograr técnicamente y también de nuestro propio estándar, no representan ningún riesgo para salud de los usuarios y la silla se puede utilizar con total tranquilidad.

Pero, como el nivel químico de la etiqueta no resulta satisfactorio para nuestros estándares, hemos tomado medidas inmediatas y hemos cambiado el proveedor de las etiquetas. Información que ya compartimos con nuestros usuarios a mediados de mayo.

Más información acerca de la evaluación de expertos

¿Qué son ADAC y Stiftung Warentest?

Dos veces al año, el consejo alemán de consumidores Stiftung Warentest, en nombre del ICRT (International Consumer Research & Testing), realiza una prueba independiente de las sillas de coche nuevas y relevantes en Europa. Las pruebas de choque y las evaluaciones de seguridad se realizan en las instalaciones de prueba de la ADAC, la asociación automovilística alemana. Las otras partes de las pruebas las raelizan las asociaciones automovilísticas austriaca y suiza, ÖAMTC y TCS.

Leer más sobre la prueba Stiftung Warentest/ADAC