Mi hijo de 2,5 años se sienta en el sentido contrario a la marcha, pero está incómodo, tiene que doblar las piernas. ¿Puedo girar la silla?