Cuando se duerme, la cabeza de mi hijo cae hacia delante. ¿Cómo puedo solucionar este problema?

Una vez se ha instalado, el ángulo de la silla para niños varía, según su ángulo y forma. Generalmente se recomienda que el niño viaje sentado tan recto como sea posible por si se produce una colisión (de este modo, las fuerzas del impacto se disipan de forma más equilibrada por todo el cuerpo).

No obstante, si el niño está sentado demasiado recto, su cabeza caerá hacia delante. Este problema puede solucionarse apretando la silla cuando se instala: al hacerlo, parte del aire de los cojines saldrá, y se ángulo/forma incorrecto se solucionará: Extraiga el perno de fijación del pie de apoyo. Ponga una mano en la parte superior de la silla y presione firmemente para acortar el pie de apoyo en una o dos muescas. Apriéte el volante frontal de la silla con la carraca (y con pernos de anclaje, si se trata de una silla de cinturón) para que el pie de apoyo descanse firmemente sobre el suelo y el asiento queda completamente rígido. Recoloque el perno de fijación. Si es necesario, empiece desde el principio.