Las sillas de automóvil para niños de instalación en el sentido contrario a la marcha son cinco veces más seguras que las sillas de instalación en el sentido de la marcha.

Tras muchos años de pruebas, esta afirmación se ha demostrado. Puede obtener más información sobre esto en el capítulo independiente sobre sillas para niños de instalación en el sentido contrario a la marcha.